Solicitar préstamo
Solventa

El apalancamiento financiero es una operación muy importante tanto para empresas como para individuos. Por medio de él se logran llevar adelante operaciones de inversión, disminuyendo la necesidad de capital propio. Ahora bien, ¿cómo se hace?

El apalancamiento financiero es la sumatoria entre capital propio y una línea de crédito con el fin de realizar una inversión. Es decir que se toma un préstamo que, sumado a tu propio capital, es destinado a una operación de inversión; esta puede ser una inversión financiera o de capital de trabajo que te generará una renta.

¿Cuál es la ventaja de utilizar el apalancamiento financiero?

A la hora de entender esta herramienta hay que saber que si bien se pueden tener grandes ventajas, también se corre un riesgo mayor. Es que, comúnmente,  a la hora de aumentar las posibilidades de éxito y ganancia, también aumenta el riesgo de dicha operación.

Por ejemplo, una alternativa de apalancamiento es solicitar un crédito para comprar una casa. Si tu dispones de un capital para poder invertir en la compra de una vivienda para arrendar, pero no es suficiente para costear la operación entera, puedes solicitar un crédito al banco y así abonar la propiedad.

Se entiende que con la renta que generarás podrás pagar las cuotas del crédito y crear un ingreso adicional a tu economía. Pero si, por el contrario, no logras alquilar la propiedad o el monto del alquiler no es suficiente, no solo no dispondrás del capital propio sino que también tendrás por delante las cuotas del crédito. 

Por ello es importante reconocer que se toma un compromiso económico al realizar un apalancamiento financiero y se recomienda evaluar todas las distintas variables antes de solicitarlo.

¿Cómo calcular el grado de apalancamiento financiero?

Para ver el porcentaje de relación de apalancamiento solo es necesario tener en cuenta la inversión final y fraccionar el aporte que hiciste además de la financiación requerida.

Por ejemplo, si decides comprar un bien que vale 1.000 soles y solo dispones de 500, por lo que pedirás 500 soles prestados, se entiende que la relación de apalancamiento es 2 a 1: por cada 2 soles que invertiste, uno pusiste tu y el otro lo financias.

¿Cómo saber si el apalancamiento es la mejor decisión?

A la hora de evaluar si apalancar una operación, debes tener en cuenta el riesgo que estás corriendo y reconocer si la inversión podrá saldar dicha financiación.

Por ejemplo, si vas a apalancar la compra de un vehículo para trabajar como taxi, debes analizar si lo que generarás de este trabajo podrá saldar las cuotas y te retornará ganancia por ello.

Ahora ya te encuentras listo para reconocer en qué momento es ideal realizar un apalancamiento financiero y cómo calcularlo.