Solicitar préstamo

Los efectos de la pandemia sobre la economía financiera han generado entre otros aspectos, desempleo, deterioro en la calidad de la cartera y mayores niveles de riesgo que se podrían acentuar en la medida en que aumente la incertidumbre.

Y en ese sentido, de acuerdo con el Informe de Estabilidad Financiera del Banco de la República, la carga financiera de los hogares se encuentra en niveles históricamente altos y lo muestran los indicadores de crédito

El informe señala que aunque la cartera de hogares ha sufrido una desaceleración desde el comienzo de la pandemia, en las semanas finales de marzo pasado se registraron desembolsos históricamente altos de créditos de vivienda.

Asimismo, señala que la situación de las entidades financieras evidencia “la capacidad conjunta del sistema y de las autoridades para administrar riesgos y absorber y mitigar las perturbaciones que han afectado a la economía colombiana desde marzo de 2020. En el transcurso de los meses recientes las entidades preservaron sus niveles de liquidez y solvencia, manteniéndolos por encima de los mínimos exigidos”.

También dice que los establecimientos de crédito acogieron las facilidades temporales establecidas por la Superintendencia Financiera para mitigar el riesgo de impago de los créditos, e incrementaron provisiones anticipando el mayor riesgo, con lo cual el cubrimiento de esas provisiones sigue siendo elevado.

CONFIANZA DEL PÚBLICO

El informe dice que el público ha mantenido la confianza sobre la estabilidad del sistema financiero, “lo cual se refleja en un crecimiento del fondeo de los establecimientos, aunque con prevalencia de depósitos a la vista”.

Señala que los mercados financieros de instrumentos de deuda pública (TES), privada y acciones que al principio de la pandemia mostraron signos de inestabilidad y amenazaron con convertirse en una fuente de riesgo prominente lograron estabilizarse tras la respuesta de política del Banco de la República. Y menciona que ello ha sido así pese a la aparición de nuevas olas de contagio y a las extensiones de la emergencia sanitaria.

Reveló que se ha visto un desempeño relativamente bueno de las instituciones financieras no bancarias, como los fondos de pensiones, aseguradoras, fiduciarias y sociedades comisionistas de bolsa.

Aún así, también señaló que en lo corrido de 2021 se han observado retiros de inversionistas de fondos de inversión colectiva abiertos y una menor participación de inversionistas extranjeros en el mercado de TES.

El informe menciona que con la recuperación de la actividad económica debería observarse un mayor crecimiento del crédito, facilitado por el espacio que tienen las entidades en materia de solvencia.

El informe concluye que la principal vulnerabilidad para la estabilidad del sistema financiero colombiano en el corto plazo es la incertidumbre que aún prevalece sobre el desempeño de la economía en el futuro inmediato, con lo cual es imposible determinar la evolución de la cartera vencida.

 

Puedes encontrar mas informacion en nuestra “Escuela Financiera”